TELETRABAJO, FUNDAMENTAL EN LA ESTRATEGIA DEL SMARTWORKING - Coaching On Focus
17608
post-template-default,single,single-post,postid-17608,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

TELETRABAJO, FUNDAMENTAL EN LA ESTRATEGIA DEL SMARTWORKING

Teletrabajo y smartworking

TELETRABAJO, FUNDAMENTAL EN LA ESTRATEGIA DEL SMARTWORKING

Un pasito más para conseguir el bienestar del empleado

El cambio de paradigma social que hemos vivido desde la llegada del COVID -19 a nuestras vidas ha permitido una aceleración en la consecución de hitos en procesos empresariales, protocolos y digitalización de las empresas en la sociedad que los analistas preveían para dentro de 10 años.

En poco más de una semana vimos cómo Bankia pasó de tener a 1300 personas teletrabajando a tener más de 11.000. Aquellas empresas avanzadas en estrategias de Innovación y Digitalización pasaron a tener el 97% de su plantilla trabajando desde sus casas.

El resultado: el 93% de las personas que han teletrabajado  quieren seguir manteniendo esta situación al menos de forma parcial.

El teletrabajo ha sido el gran triunfador……¡ y ha venido para quedarse!

Vacaciones de verano: siguiente reto para la conciliación

Durante el confinamiento y el estado de alarma, hemos conseguido conciliar nuestra actividad laboral con una inesperada y prolongada actividad escolar.  Muchos de nosotros nos hemos visto como por arte de magia, convertidos en docentes atendiendo incluso varios niveles educativos.

El teletrabajo nos ha permitido compatibilizar estas situaciones, sin embargo, esto no quiere decir que lo hayamos hecho en las mejores condiciones.

Los que llevamos décadas teletrabajando sabemos que lo se ha hecho desde la mayoría de los hogares no ha sido realmente algo que se pueda llamar “Teletrabajo”. La falta de planificación, de medios materiales y técnicos se han visto compensadas con el esfuerzo individual, la motivación por aprender, la solidaridad, o incluso en ocasiones por el miedo a perder el puesto de trabajo.

A lo largo de estos últimos meses, han sido muchas las empresas que han realizado protocolos y redactado procedimientos para la puesta en marcha de un teletrabajo planificado y ordenado y que tuviera unos resultados eficaces.

Llegan las vacaciones de verano, un reto y una nueva oportunidad para poner en práctica el trabajo a distancia en un nuevo escenario.

Desde las organizaciones contamos con la experiencia previa, por tanto, aprendamos de los errores que hayamos cometido en estos últimos meses y vayamos hacia un modelo de Teletrabajo más ecológico para nuestros empleados, donde la eficacia y la productividad encuentren el equilibrio con la satisfacción de nuestras personas.

Tenemos una oportunidad de oro para incrementar el compromiso, fomentar el sentido de pertenencia, y hacer que nuestros empleados se sientan orgullosos y sean la mejor imagen de nuestra empresa.

El hecho de poder elegir cómo atendemos nuestras prioridades (familia, descanso, amigos, crecimiento personal, etc…) y poder decidir cómo nos organizamos el tiempo haciendo que todas estas prioridades puedan gestionarse de una manera eficaz no es una tarea fácil.

Nos esperan unos meses de convivencia laboral y vacacional en el entorno familiar y el trabajo a distancia es una de las mejores maneras de poder disfrutar de los nuestros y de nuestro trabajo. De nosotros depende aprovechar todas las ventajas que ofrece.

Para ello existen unas recomendaciones a tener en cuenta que son claves para conseguir unos resultados eficaces y eficientes:

  • Mantén la rutina
  • Resérvate un espacio adecuado
  • Planifica tu jornada laboral
  • Cuida las relaciones con el equipo
  • Aprende a desconectar

La implementación del Teletrabajo no deberíamos dejarla a la improvisación. Teletrabajar de manera eficaz, sin duda, requiere de una planificación, de un aprendizaje y de la puesta en marcha de habilidades que en muchos casos no tenemos  y debemos desarrollar. Una adecuada formación e información de cómo podemos desarrollar un trabajo eficaz y eficiente a distancia, nos permite desarrollar competencias fundamentales como pueden ser:

  • Autorregulación: Autocontrol, autonomía, gestión de la incertidumbre, manejo del estrés, capacidad de concentración o resiliencia
  • Orientación a resultados: Organización, planificación, gestión del tiempo, uso de procedimientos comunes, seguimiento y testeo
  • Mejorar nuestras habilidades de comunicación: entre las que están aprender a trabajar con equipos virtuales y saber gestionar nuestras emociones en red
  • Destreza tecnológica: no solamente el conocimiento de las herramientas digitales, sino la agilidad en el uso de las mismas o hacer un buen uso de la información

Empresas preocupadas por el bienestar del empleado

Tener el  teletrabajo como opción y medida de conciliación, es una más de las iniciativas por las que puede apostar una empresa para flexibilizar el trabajo e incrementar la satisfacción y motivación de las personas que forman parte de su organización.

Las características de la sociedad actual, la necesidad de la retención del talento y los cambios de paradigma en las estrategias empresariales están provocando la creación y la transformación de empresas comprometidas socialmente, con el medio ambiente y con el bienestar de las personas que forman parte de su organización.

Tanto los empleados más jóvenes, pertenecientes a la Generación Z, como los Millenials y los más Seniors, demandan condiciones laborales muy alejadas de las condiciones establecidas hace décadas. La búsqueda del salario emocional, la necesidad de un buen clima laboral, el equilibrio entre  el crecimiento profesional y la vida personal , el aprendizaje continuo o el compromiso de la empresa con la sostenibilidad, son algunas de las características que buscan y en ocasiones “se exigen” a las empresas contratantes.

Es aquí donde entra un concepto que lleva ya años implatado en muchas organizaciones, el SMART WORKING, o trabajo inteligente, donde no se tiene en cuenta únicamente la productividad y los beneficios, sino que integra otros conceptos de calado social y respeto por políticas medioambientales, así como políticas dirigidas al Bienestar del Empleado y de la organización en sí misma.

Desde Coaching On focus, entendemos el Smart Working como una estrategia empresarial que va más allá de sus tres pilares básicos: Flexibilidad, Trabajo en equipos y uso de las TICs. Para nosotros y viendo la evolución que están teniendo los mercados, las empresas necesitan de una Conciencia Empresarial, necesitan de un propósito que marque sus estrategias, entre las que se deben encontrar:

  • Responsabilidad Social
  • Sostenibilidad y reducción de gastos generales
  • Modelos de Liderazgo consciente
  • Digitalización empresarial
  • Movilidad y flexibilidad (es aquí donde entra el teletrabajo)
  • Bienestar emocional del trabajador

Como vemos, el teletrabajo es únicamente una de las medidas por las que se puede apostar dentro de un marco de trabajo inteligente.

Para muchas empresas quizá estos meses atrás el teletrabajo improvisado, haya sido la punta de lanza, el detonante que les haya hecho ver que se pueden hacer las cosas de otra manera.

Aún nos queda mucho por hacer para seguir mejorando las condiciones laborales y encontrar el equilibrio. Aprovechemos este verano para potenciar las ventajas que ofrece el teletrabajo y poner en práctica nuevas habilidades y competencias.

¡¡¡Felices vacaciones!!!

By Eva García

Publicado en la Revista Muy Segura (Julio)

No Comments

Post A Comment

Shares
Share This

Si continuas navegando por este sitio, estás aceptando nuestras cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar